Lactancia Intuitiva - Comenzar sin Presión - Judes Family Ir directamente al contenido
Pruebe el cambio de pañales de tela sin riesgo durante 100 días - envío gratuito a partir de 80 euros Pruebe el cambio de pañales de tela sin riesgo durante 100 días - envío gratuito a partir de 80 euros
Buscar
Cesta
Producto Empty Cart Precio Cantidad Product image
  • :

Subtotal:
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
Ver cesta
Tu cesta esta vacío

Lactancia Intuitiva - Comenzar sin Presión

Judes Mama stillt Baby Intuitives Stillen - Einführung ohne Druck

Foto por @ablondegirlsjourney

 

Lamentablemente, la lactancia está a menudo marcada por la presión y el miedo. Cada vez más madres informan sobre el temor de no poder amamantar o dejan de amamantar temprano debido a problemas. No es raro que también se quejen de dolor. Sin embargo, el cuerpo femenino está diseñado naturalmente para esto: dar a luz y alimentar a los bebés. Por lo tanto, idealmente, la lactancia debería estar marcada por la facilidad y la satisfacción. En este artículo, te mostramos cómo dominar el período de lactancia de manera relajada y sin preocupaciones: a través de la lactancia intuitiva.

¿Qué es la lactancia intuitiva? La lactancia intuitiva es un método de lactancia en el que las madres escuchan su propia intuición y las señales de su bebé para determinar cuándo y con qué frecuencia amamantar, en lugar de apegarse a planes de alimentación rígidos. Enfatiza la relación natural e instintiva entre madre e hijo y promueve un enfoque individual y flexible de la lactancia.

En este artículo, te explicamos qué significa la lactancia intuitiva y cómo podemos encontrar nuestro camino de regreso a ella. 

La alienación de nuestra intuición natural - cómo la sociedad actual moldea la lactancia

En la sociedad actual, de ritmo acelerado, la importancia de la lactancia a menudo se malinterpreta o se pasa por alto. A través del progreso y las crecientes tecnologías, nuestra conexión con la naturaleza y la naturalidad de la lactancia ha sido relegada a un segundo plano en muchas ocasiones. La lactancia es más que simplemente alimentar a un recién nacido – es un acto de la más profunda confianza, de conexión y de amor.

Madre de Judes amamantando bebé Lactancia intuitiva - Introducción sin presión

Foto por Mother of Wilde en Unsplash

Presión y expectativas erróneas

No es raro que las madres se sientan presionadas por la sociedad debido a expectativas irreales establecidas sobre ellas. Muchas madres se sienten inseguras y dudan de su capacidad para proporcionar a su hijo lo que necesita. Pero la verdad es: ¡Nadie conoce a tu bebé mejor que tú! Y nada puede reemplazar tu intuición natural como madre.

En los tiempos modernos, es cada vez menos común vivir en familias extensas. Así, por ejemplo, yo misma no vi a mi madre, a mis tías ni a otras parientes amamantar a sus hijos antes de convertirme en madre.

El resurgimiento de la lactancia intuitiva

La lactancia es la manera natural de alimentar a tu hijo y debería ser vista y promovida como tal. Sin embargo, eso no significa que debas sentirte mal si alimentas a tu hijo con biberón, ya sea por razones médicas o personales.

No obstante, es hora de que nos liberemos de las falsas nociones y expectativas y volvamos a nuestras raíces. Así podemos aprender a confiar en nuestra intuición y reconocer y respetar el ritmo único de nuestro hijo.

La consciencia de uno mismo es crucial en la lactancia intuitiva. Al escucharnos a nosotros mismos, podemos atender mejor nuestras necesidades y las de nuestro hijo. Debemos permitirnos cometer errores y aprender de ellos. Esa es la verdadera belleza de la lactancia intuitiva - se trata de construir y fortalecer una relación con tu hijo, mientras también cuidas la relación contigo mismo.

Al valorar nuestra intuición y celebrar la lactancia en su forma más natural, podemos establecer una relación consciente, amorosa y saludable con nuestros hijos. Es tiempo de que volvamos a confiar en nosotros mismos y hagamos el proceso de lactancia tan natural e intuitivo como se suponía originalmente que fuera.

 

¿Qué es la lactancia intuitiva?

La lactancia intuitiva, a veces referida como lactancia instintiva, se basa en confiar en las capacidades naturales de la madre y el niño para desarrollar una relación armoniosa en la lactancia. Lo más importante son tus propios instintos y las señales de tu bebé, dejando de lado reglas rígidas y horarios preestablecidos. El enfoque principal es también en el enganche natural sin posiciones de lactancia complicadas, mucho contacto piel con piel, y confiar en reflejos innatos.

Recuerdo que el día después del nacimiento de mi primer hijo, recibí una nota donde debía documentar nuestros tiempos de lactancia. Debería amamantar cada dos horas, media hora por pecho. "Qué extraño", le dije a mi esposo. "No somos robots". Después de las primeras sesiones de lactancia, arrugamos la nota y la tiramos a la basura. No quería dejar a mi bebé pasar hambre si deseaba pausas de menos de dos horas, ni quería estresarme si no pedía comida exactamente después de dos horas. Nunca miré el reloj, amamanté según necesidad y cambié de pecho de manera que me resultara cómodo.

Estoy contenta de haber seguido mi instinto, sin embargo, sé que muchas madres se sienten inseguras por tales directrices rígidas. Y así es como surgen problemas de lactancia donde no deberían existir. Una relación saludable de lactancia no puede basarse en reglas estrictas, coerción y estrés.

Si aún necesitas ayuda y apoyo, los consultores de lactancia profesionales son el punto de contacto adecuado. También encontrarás en Internet mucha información y videos, como este de la OMS, que te proporcionarán valiosa información. Nathalie Pulcini es consultora de lactancia y ofrece respuestas a muchas preguntas sobre la lactancia en su curso "Lactancia Con Confianza".

Las señales del bebé - ¿Con qué frecuencia debo amamantar?

La lactancia intuitiva consiste en amamantar a tu bebé cuando parece tener hambre, no porque haya llegado el momento. En este contexto, orientarse por las necesidades significa también que puedes ofrecerle el pecho a tu bebé cuando sientes tensión y dolor por la subida de la leche. Si observas a tu bebé por un tiempo, pronto comenzarás a ver las señales típicas de hambre y saciedad de tu bebé:

Signos de hambre en el bebé

  • Lamerse los labios, abrir la boca, hacer ruiditos con la boca: Estos pueden ser signos típicos de que tu bebé está empezando a tener hambre
  • Reflejo de búsqueda: Si tocas suavemente la mejilla de tu bebé, girará la cabeza hacia el lado y abrirá la boca. Este reflejo de búsqueda, también llamado reflejo de la tetina, es una clara señal de hambre.
  • Inquietud y movimientos bruscos: Antes de empezar a llorar por hambre, a menudo podrás notar inquietud.
  • Aprieto de puños: Otro signo de hambre incipiente es cuando tu bebé cierra sus manos en puños y los lleva hacia su boca.

Signos de saciedad en el bebé

  • Soltar el pezón: Cuando tu bebé está satisfecho, soltará el pezón por sí mismo.
  • Relajación: Tu bebé parecerá relajado y contento una vez que esté satisfecho. Mientras que sus manos suelen estar apretadas en puños durante la lactancia, lentamente se abrirán y relajarán.
  • Dormirse: Muchos bebés se duermen una vez que están satisfechos. Sin embargo, esto también puede significar simplemente que tu bebé necesita un descanso y podría querer tomar más después de descansar un poco.

Mamá de Judes amamantando a bebé luz tenue Lactancia intuitiva - Introducción sin presión

Foto por Ana Curcan en Unsplash

Flexible y adaptable

La lactancia intuitiva significa ser, sobre todo, flexible y adaptable. Es importante entender que las necesidades de tu hijo cambiarán con el tiempo y que la lactancia no sigue un patrón fijo. La lactancia intuitiva nos devuelve a la conexión natural entre madre e hijo, fomenta el vínculo y apoya el crecimiento y desarrollo del niño de una manera saludable y natural. Permite a las madres confiar en su fortaleza y capacidad para nutrir y cuidar a sus hijos.

¿Cuánto tiempo debo amamantar a mi hijo?

Aquí también aplica: confía en tu intuición y presta atención a vuestras necesidades. Cuánto tiempo una madre amamanta a su hijo debe ser decidido solo por ambos. La OMS recomienda la lactancia debido a sus múltiples beneficios para la salud hasta los dos años o más.

Cuando mi primer hijo nació, dije: "Amamantaré durante un año, luego será suficiente." Pero dentro del primer semestre, abandoné esa idea. Cada vez más, me di cuenta de cuánto bien nos hacía la lactancia a ambos. Nuestro vínculo era y es muy fuerte y la lactancia lo ayudó a atravesar diversas etapas de la vida. Fue su consuelo en momentos de tristeza, su medicamento para el dolor, su momento de paz para relajarse y dormir, y mucho más. Poco después de su tercer cumpleaños (para entonces, su hermana pequeña ya había nacido), decidimos juntos que era suficiente. En ese momento, ya estaba amamantando de manera autodeterminada solo unos 10 minutos por la noche para relajarse.

Los beneficios de la lactancia

Con este artículo, de ninguna manera queremos desmerecer a las madres que por razones urgentes optan por la alimentación con fórmula. ¡Ustedes también están haciendo un excelente trabajo! Sin embargo, es un hecho que la lactancia ofrece increíbles beneficios, por ejemplo:

  • La leche materna contiene siempre los nutrientes exactos que tu hijo necesita.
  • La leche materna es una fuente importante de anticuerpos y fortalece el sistema inmunológico. Esta protección natural puede reducir significativamente el riesgo de alergias, asma y otros problemas de salud en la infancia y la edad adulta.
  • Fuerte vínculo madre-hijo
  • Beneficios de salud para la madre: Ayuda a que el útero regrese más rápidamente a su tamaño normal después del parto y puede reducir el riesgo de cáncer de mama y ovario. Además, la lactancia también puede ayudar a aliviar la depresión posparto.
  • Ahorro de costes y sostenibilidad: La lactancia es la forma más ecológica de alimentar a tu hijo.

Además:

  • la tasa de mortalidad en los bebés alimentados al pecho en los primeros cinco meses de vida es 14 veces menor
  • se reduce el riesgo de SIDS (muerte súbita del lactante) a la mitad ya con solo dos meses de lactancia a la mitad
  • disminuye el riesgo de obesidad en un 26 por ciento

Y estos beneficios son solo una pequeña muestra de los efectos positivos de la lactancia.

Heces de leche materna - lo que entra, sale

Como heces de leche materna se designa a las heces que un bebé exclusivamente amamantado excreta. Los recién nacidos expulsan aproximadamente 20 veces al día orina y producen al menos un pañal lleno de heces de leche materna. Las heces de un bebé amamantado suelen ser blandas, de color mostaza y solubles en agua. No es raro que salgan de repente y en grandes cantidades, desbordando el pañal.

Judes - Fiable, incluso con heces de leche materna

En Judes hemos desarrollado un pañal de tela que se adapta a cada etapa de la vida de tu hijo y al mismo tiempo es igual de fácil de usar que un pañal desechable. Gracias a su ajuste óptimo, los Judes se mantienen siempre cerca de la piel de tu bebé, sin apretar.

Así, las heces de leche materna quedan confiablemente dentro del pañal y pueden - debido a sus propiedades - ir directamente a la lavadora junto con el pañal. Si lo prefieres, puedes usar nuestro Poo-Paper, que se coloca como capa superior dentro del pañal, captura las heces de tu hijo y luego se desecha junto con ellas.

Consejo: Si después de lavar quedaran manchas de heces de leche materna en el pañal, simplemente puedes dejar los Judes algunas horas al sol para que se decoloren. Cualquier mancha residua, no obstante, es absolutamente inofensiva desde el punto de vista higiénico.

 

Utilizamos cookies para asegurar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.